Autor: Javier Pérez

Autor: Javier Pérez

Mi nombre es Javier, soy un onubense de 38 años que aunque en mi carta de presentación figuren los estudios de Filología inglesa y Comunicación Audiovisual, de lo que más orgulloso puedo sentirme es de mi currículum viajero y de la cantidad de experiencias que el viajar me ha proporcionado a lo largo de mi vida.

Esto fue lo que me llevó a fundar Viajando Diferente, una agencia de viajes alternativos en la que no serás un turista, serás un viajero.

¿Por qué todos los pijos quieren fotos en la Playa de Comporta?

El ser humano es un animal de costumbres y por extensión, de modas. Lo que ayer presumía de ser el último grito en tendencias, hoy se queda obsoleto y viceversa.

Lo mismo ocurre con los lugares, por alguna extraña razón, determinados sitios acaban siendo tocados por una barita mágica y de repente se erigen como ”trending places” en cuestión de meses o años y a todo el mundo le nace la necesidad imperiosa de estar allí y sentirse parte activa de la actualidad con su presencia

Si tuviésemos que trasladar este concepto al terreno de las playas dentro del país vecino, la Playa de Comporta se llevaría la palma como “la playa más chic y de moda del momento” y es que, desde hace unos años a esta parte se ha convertido casi sin quererlo en “la meca de los pijos y del postureo portugués”.

Entrada a la Playa de Comporta

No estaría mal que nos quedásemos con este nombre porque no va a dejar de aparecer en conversaciones en los próximos tiempos.

El look cuidado al detalle de cada uno de los clientes de los chiringuitos

¿Dónde se encuentra la Playa de Comporta?

Para todo aquel que no sepa ubicarla, te adelantamos que se trata de una freguesía de la localidad lusa de Alcácer do Sal que a su vez pertenece al distrito de Setúbal y que se encuentra situada justo antes de adentrarte en la Península de Troia, a mano izquierda.

Rodeada de un marco inigualable creado por la entrada de las aguas oceánicas en su cara oeste, la Reserva Natural del Estuario del Sado en su parte trasera y las grandes extensiones de arroz que tanto protagonismo le han otorgado la comarca, Comporta nos recibe como destino emergente y pidiendo a gritos ese protagonismo que muchos están sabiendo darle.

Color natural de las aguas de la Playa de Comporta

¿Qué podemos encontrar allí?

Desde que dejamos el coche en el parking habilitado a escasos 100 metros del camino de tablas que te conduce a la playa, percibimos que este enclave tiene ese toque especial de los lugares “top”.

Sus extensos arenales dorados te cautivarán desde una primera instancia, y la calidad de sus aguas cristalinas confirmarán que ningún sitio se convierte en referente sin una buena materia prima que ofrecer.

Kioscos de helados y batidos caseros junto a la pasarela de acceso a la playa

No esperes grandes aglomeraciones de chiringuitos y de clubs de playa, al menos por el momento, pero sí que hay dos que con un gusto bastante aceptable cubren las necesidades de los bañistas y visitantes contribuyendo a mantener ese perfil que a conciencia le han querido otorgar a la playa.

El Comporta Café, es el chiringuito de matices chill out que encontramos al final de la pasarela de tablas a la derecha. Sus pufs, hamacas, cachimbas mobiliario neoenvejecido de madera y muebles trend, lo convierten en el lugar deseado donde desconectar y exhibirse en las acaloradas tardes veraniegas.  Las actuaciones en directo de bandas que versionan a otros grupos, o de cantautores durante los meses de calor le han sabido dar ese aire fresco y juvenil que todo lugar de moda exige.

Al caer la tarde empiezan a sonar los primeros acordes de las bandas que actúan en directo

La fiesta, pero con cierto status, los sombreros de paja, las gafas de sol, los pareos de lino más vanguardistas, y ese olor a fotos con filtro y a redes sociales por cada esquina no hacen más que engordar la leyenda de una playa que va a dar mucho que hablar en las próximas décadas o al menos hasta que la siguiente en venir la eclipse.

Terraza del Comporta Café, todo un santuario de la élite portuguesa

En el lado opuesto al Comporta Café encontramos el restaurante Ilha do Arroz, donde poder degustar de una buena comida regional portuguesa con unas vistas inmejorables. No es raro encontrarse con personajes populares del mundo del cine, de la televisión o futbolistas tanto de un país vecino como del nuestro degustando una buena cataplana de marisco o un apetitoso arroz tamboril. La mismísima Madonna ha contribuido a despertar ese interés generalizado con sus continuas apariciones en este trocito de costa durante el tiempo que ha estado viviendo en Lisboa.

Zona de relax del restaurante Ilha do Arroz

Del mismo modo que la cocina del establecimiento, son célebres también en él las puestas de sol que desde allí se contemplan, que no en vano han convertido a este lugar en el centro de interés de todos los flashes del momento.

Comporta pueblo

Cuando cae la tarde y el fresco invita a la ducha caliente y a recuperarse de la jornada playera, la vida se traslada al diminuto pueblo de Comporta que, aunque inicialmente se sintió abrumado por esta popularidad repentina ha sabido subirse al carro del momento y buscar esa oportunidad. Allí los empresarios más influyentes del mundo de la moda “pijipi”, de los complementos y la artesanía han sabido encontrar su panacea y el lugar donde hallar el público que sus firmas demandan. Buena prueba de ellos son locales como el Rice, el Coté Sud, referente en ropa veraniega, bikinis y bañadores o el Vintage Department, que nos demuestra que convertir muebles viejos restaurados en auténticas obras de diseño marca tendencia.

Las tiendas de Comporta son santo y seña de identidad de la pequeña localidad.

Comer y dormir

Irse de Comporta sin probar su plato estrella: el arroz, sería algo similar a visitar La Rioja sin pararse en cualquiera de sus bodegas a saborear una buena copa de vino. Se podría considerar delito en el código penal de un foodie marcharse de la zona arrocera por excelencia del litoral portugués sin marcarse una de esas cenas antológicas que quedan para el recuerdo. No hay mejor sitio para hacerlo en el pueblo que en el Restaurante Museo del Arroz, que bajo una atención exquisita y unos platos de esos que permanecen de por vida en la memoria de tu paladar, harán que antes de despedirte, estés deseando regresar.

Comedor del Restaurante Museo del Arroz de Comporta

Entre las varias opciones que te ofrece Comporta para pasar la noche, nos quedamos con el Sublime Comporta Hotel, una serie de bungalows de diseño de última generación en mitad de un pinar, complementado con todo tipo de servicios: piscina, spa, restaurante, etc. y ubicado en un oasis de tranquilidad a tan sólo 15 km del pueblo. https://www.sublimecomporta.pt

El Sublime Comporta Hotel: un vanguardista complejo rural comprometido con el medio ambiente

Seas pijo o no, creemos que la visita a Comporta es obligatoria y que aún estás a tiempo de hacerla antes de que la masificación total llegue a ella y pase a ser otro lugar más del montón

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Te gusta viajar diferente?

Suscríbete y no te pierdas nuestros próximos viajes.

No te preocupes, nos gusta el spam tan poco como a ti.

Protección de datos

Más entradas interesantes

«Galapinhos»: la Ibiza portuguesa

A medida que van pasando los años, se acumulan las experiencias, el número de lugares visitados va aumentando en nuestro currículum viajero

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *